Senadora Órdenes: «Es urgente terminar con la violencia y dar paso a nueva arquitectura de convivencia social»

La senadora Ximena Órdenes se refirió a los hechos de violencia que se vivieron a lo largo del territorio durante el martes, registrados tras los desmanes perpetrados por grupos minoritarios tanto en la Región de Aysén como en el resto del país, y que afectaron al comercio local, a la Escuela España y a la infraestructura pública y privada en la ciudad de Coyhaique.

Tras la masiva convocatoria que tuvo la paralización nacional vivida en todo Chile durante este martes, Órdenes se refirió a la jornada utilizando sus redes sociales a raíz de la intervención que realizó el Presidente de la República, Sebastián Piñera, durante esa misma noche.

A través de su cuenta de Twitter, la parlamentaria expresó “diálogo es más democracia. Trabajemos en pos de una #NuevaConstitucion que nazca desde la ciudadanía, que recoja la visión de todos y todas y que de garantías de paz social. Es urgente terminar con actos violentos y abrir paso a una nueva arquitectura de convivencia social”.

La senadora señaló que “los actos de violencia han sido perpetrados por grupos minoritarios que no representan a los miles de manifestantes que han marchado legítima y pacíficamente”, llamando al Gobierno a entregar soluciones “más claras y concretas que puedan atenuar el descontento social”.

“Además de los urgentes cambios estructurales en materia de pensiones, sueldo mínimo y otros, los ciudadanos exigen una Nueva Constitución, a través de un Plebiscito  y una amplia participación social, y eso se logra a través de un proceso constituyente que involucre a todos los sectores de nuestra sociedad”, indicó.

Ximena Órdenes aseguró que “nos preocupa la violencia por el efecto negativo que, además, tiene en el espectro social. Trae incertidumbre, trae afectación de la actividad económica. No necesitamos más desempleo ni destrucción material. No podemos pasar de una crisis sociopolítica a una crisis económica, y para ello, es indispensable que condenemos los hechos de violencia de manera transversal, y validar el diálogo como única forma de superar la crisis social que vive nuestro país”.

Por último, expresó “esperamos que la movilización social abra paso a una nueva arquitectura de convivencia social, originada en una Nueva Constitución, y no a través de la violencia sino a través del entendimiento, el diálogo y las reivindicaciones de la ciudadanía”.

Compartir:
Help-Desk